Parnaso: tierra de los olvidados





La primera entrada de este humilde blog, se la voy a dedicar al Parnaso. Y no porque me apetezca, sino porque muchos de vosotros estaréis pensando: " ¿Qué cojones es eso de A las puertas del Parnaso?" Para los que aman la teoría, ahí os dejo la descripción del Parnaso by Wikipedia:


"En la mitología, Parnaso fue hijo de Poseidón y de la ninfa Cleodora, héroe epónimo de la cadena montañosa que se extiende entre los territorios de los Dorios y los Focenses. Se le atribuye la fundación del oráculo de Delfos, que luego habría de ocupar Apolo, en la ladera de esta montaña, en la que tenían su morada las Musas, que acudieron llamadas por este dios procedentes del monte Helicón.
Considerada por los griegos como morada de las Musas y de Apolo; en la literatura así como en la poesía, se considera el Parnaso como la patria simbólica de los poetas. En la ladera mediridional del Parnaso está situada la fuente Castalia y el santuario panhelénico de Delfos, dedicado a Apolo, donde estaba el oráculo."



Aunque la Wikipedia no lo diga, el Parnaso es la patria de todos los artistas: poetas, escritores, pintores, músicos, actores... Siempre he tenido un gran afecto hacia la mitología griega, y mucho más hacia el Parnaso. Recuerdo a mi profesor de Piano, don Javier Blanco, explicándome qué era el Parnaso, cuando me escogió en mi primer año de conservatorio, en Santander, como obra para el examen final el Doctor Gradus ad Parnassum de mi venerado Debussy.



La pasión con la que Javier me explicaba las maravillas del Parnaso me hicieron soñar con él. Soñar con entrar algún día en el Parnaso. Donde todo es dorado ( Me encannnntan los dorados!) Donde no hay silencio, hay música. Es, digamos, mi prototipo de Hotel Existencia. Un lugar en el que el arte es el máximo objetivo de sus habitantes. Un lugar en el que no importa si eres malo o bueno, si sabes o no tocar un instrumento, o escribir una rapsoda, sino que se basa en el amor al arte.




Gran lugar . Espero con este blog acercarme algún día a las puertas del Parnaso.










1 comentario:

mary dijo...

knock knock knocking on parnaso's door...
la mayoría de nosotros (me refiero a la gente que hemos conocido este año en madrid) nos encontramos así
intentando encontrar un hueco en el parnaso...
y estoy de acuerdo contigo, no creo que haga falta ser un prodigio para entrar en él, es suficiente no perder el amor por el arte...

me ha encantado la historia...me pasaré por aquí...


muxuuu

mary